El censo reportó casi 3 mil personas que duermen en la vía pública y 273.883 en viviendas colectivas – Página/12

A partir de los datos provisorios del Censo realizado el año pasado se puso en evidencia que hay 2.962 personas que duermen en la vía pública y unas 273.883 que se encuentran en paradores o refugios. Esta es la primera vez que se realizó un operativo específico para contabilizar a las personas que no viven en una vivienda particular.

La metodología que iba a usarse para contarlos fue cuestionada desde un principio por diferentes organizaciones sociales. Tanto es así, que a pocos meses de que empezara a censarse a los ciudadanos se realizó un frazadazo en la puerta del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) para obtener un cuestionario diferenciado.

Este martes, cuando se dieron a conocer los resultados definitorios, volvió a  cuestionarse la metodología y el resultado final. Horacio Avila, integrante de la organización Proyecto 7, basándose en la experiencia de aquellos que trabajan en el territorio y de las estadísticas que tienen, dijo a Télam que “el número de personas que brinda el Censo no da cuenta de la magnitud real del problema, que es muy superior a ese número».

Lo que marcan principalmente es que el relevamiento debió realizarse en distintos días y horarios, no solo en horas de la noche. “Esto es algo que criticamos durante muchos años al censo realizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de hecho fue lo que nos llevó a organizar nuestros censos populares», señaló Ávila.

De acuerdo a los datos del último Censo Popular de Personas en Situación de Calle, realizado en 2019 en la ciudad de Buenos Aires por diversas organizaciones, solo en la Capital Federal hay 7.251 personas en esta condición, de las cuales unas 5 mil duermen directamente en la vía pública. A diferencia de los resultados difundidos el martes, que determinaron que en la Ciudad viven tan solo 903 personas sin hogar. Ávila agregó que en los censos populares “registraron que en Lomas de Zamora había más de 1.100 personas en situación de calle y en Mar del Plata 1244 personas”.

Para determinar la cantidad de personas que duermen en la vía pública, 265 censistas recorrieron alrededor de 75 departamentos de todo el país la noche entre el 16 y el 17 de mayo pasado, previo al censo que se realizó el 18 de mayo. En esta recorrida, se registraron 2.962 personas que dormían en la vía pública ese día, 961 de ellas en la provincia de Buenos Aires (797 en el conurbano), 244 en Salta, 209 en Santa Fe, 139 en Entre Ríos, 91 en Córdoba, 82 en Jujuy, 59 en Chaco, 57 en Tucumán y 50 en Santiago del Estero.

En Chubut registraron 44 personas durmiendo en la calle, en Corrientes 38, en Misiones 26, en San Juan 21, en Catamarca 2, en La Pampa 4, en Mendoza 21, en Neuquén 7 y en San Luis 4; mientras que en Formosa, La Rioja, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego no se registró a nadie durmiendo en la vía pública esa noche.

Además, los censistas registraron a 273.883 personas en viviendas colectivas, un operativo que incluyó el relevamiento de colegios internados, cuarteles, establecimientos de salud, hogares de niñas, niños y adolescentes, hogares de personas mayores, de personas religiosas, paradores (a los que asisten personas que viven en la calle) y prisiones, entre otras, en un relevamiento que se hizo de manera presencial.

De este universo todavía no está discriminado el número de personas en situación de calle que esa noche estaban en paradores, pero el director del Indec, Marco Lavagna, informó ayer que se sumarán al número de 2.962 informado para dar cuenta del total.

«El censo (de personas en calle) se realizó el 16 de mayo 2022, dos días antes del Censo general, era un día frío y la mayor cantidad de gente se había movilizado a paradores, y esa gente está contabilizada en viviendas colectivas», señaló Lavagna ayer.

En efecto, según la Ley Nacional de Personas en Situación de calle (Ley 27.654), se considera en esta condición a «quienes, sin distinción de ninguna clase, sea por su condición social, género, edad, origen étnico, nacionalidad, situación migratoria, religión, estado de salud o cualquier otra, habiten en la calle o en espacios públicos en forma transitoria o permanente, utilicen o no servicios socio-asistenciales o de alojamiento nocturno, públicos o privado».